Tarjeta “pendiente”

Hola, amig@s!

Aquí Susana, y vengo con muchísimas ganas de dar rienda suelta a la imaginación usando los nuevos productos de La Pareja Creativa. Pero algo que me pasa cuando tenemos nueva remesa de cosas bonitas es que… me bloqueo! Pero poco a poco, todo empezará a fluir 😉

Uno de los nuevos productos es el set Columpio Mágico, que incluye un borde de nubes con un punteado precioso, que combina a la perfección con las nubes del set Sobre el Arco Iris. Este conjunto me venía perfecto para crear una tarjeta que una vez me pasó por la cabeza para regalar a una amiga que lo estaba pasando mal……. y que nunca hice 🙁

Quería decirle que después de la tormenta, siempre, siempre, siempre sale el sol.

Así que me dediqué a preparar un cielo lleno de nubarrones, que a veces toman unos colores preciosos, sobretodo cuando el sol empieza a asomar. Así que fui troquelando papel de acuarela que previamente había pintado con pincel, con tintas Distress Oxide. Pulí los lados que no quedaban troquelados con el borde “nublado” con el rectángulo más grande del set Rectángulos Cosidos A6.

Pero, y dónde está el sol? Llegó el momento de ir abriendo…

He preparado pedazo de cartulina de acuarela (la misma que he usado para toda la tarjeta) como bisagra, doblándola y con algo de grueso de lomo, para que admita todas las capas de nubes. Escondidos entre las nubes he pegado imanes extraplanos que cumplirán la función de cierre de estas dos solapas.

Este solete tan alegre y con una sonrisa cómplice está hecho (a parte de con mucho amor) con un círculo del set Círculos Cosidos. La simpática expresión la conseguimos gracias a mi nuevo favorito troquel que también incluye Columpio Mágico. Aunque este mismo set incluye unos mofletes, los he querido algo más grandes. Así que los he sacado de los circulitos que incluye el set Etiqueta Decorada.

Y otra nueva maravilla que nos trae Tina con los nuevos productos es el set Mini Alfas. Ahora sí, ahora ya podemos poner los mensajes que más nos interese, completamente personalizados! Además, tienen ese puntito de relieve que incluso podría similar un embossing en caliente y su tipografía es de lo más desenfadada.

El panel interior lo he coloreado con aplicador de esponja y tintas Distress, y para que sea aún mas radiante el sol, he salpicado con pintura dorada.

Y ahora viene el gran dilema: aunque hace dos años ya que debía haber preparado esta tarjeta para la amiga que lo necesitaba, y que, afortunadamente, ya ha salido el sol para ella, se la hago llegar?

Y hasta aquí mi visita por aquí. Que todos vuestros días sean soleados, muuuac!

Productos utilizados:

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *